¿Recordáis aquel juego de cuándo éramos niños?
Todos queríamos ser ladrones para escapar de los policías.
Aquellos niños, ahora mayores, son policías, pero por las pintas, parece que quieren seguir jugando.




Fotografías de Pedro Armestre, publicadas en El País