Normalmente los cultivos ecológicos llevan asociados una mayor biodiversidad en diferentes niveles. Mayor biodiversidad vegetal, pues se incentiva que se planten muchas especies y variedades distintas y además el control de las adventicias es menos laxo. Mayor diversidad en los organismos del suelo, tanto animales, sobretodo, lombrices como bacterias u hongos y por último, mayor biodiversidad en organismos que viven sobre los cultivos. Esta mayor biodiversidad, sobretodo de insectos y arácnidos, es de vital importancia porque gracias a ellos muchas de las llamadas plagas, no llegan a establecerse por la simple competencia con otros organismos o son directamente eliminados por ellos.

El aumento de la biodiversidad viene dada por diferentes factores: no usar pesticidas químicos que son muy poco selectivos y que matan todo; un buen manejo de las rotaciones; un laboreo mínimo o ausente y favorecer que esos organismos beneficiosos se instalen en nuestra huerta y se queden.
Una forma de favorecer la biodiversidad de estos organismos es intentar atraerlos y que se queden en nuestro huerto. Para ellos nada mejor que construir algunos de estos maravillosos hoteles que además de ser funcionales, darán al huerto familiar un toque de belleza y armonía.



Puedes ver muchos más diseños en Insect Hotels.

Un alternativa menos bonita, pero igualmente funcional puedes verla en Urbanicultores

Así que una de las tareas de este año agrícola será la inauguración de un hotelito pra insectos.