Como es probable o, al menos posible, que la próxima portada de El Jueves pase a ser secuestrada por eso que se llama la decencia, la marca españa, o simplemente la maldita censura, disfrutemos de la nueva portada de la revista satírica (mientras nos dejen).