Munyurangabo de Lee Isaac Chung (Ruanda, 2007). El genocidio ruandés visto desde la inocente óptica de 2 adolescentes. Buenas intenciones sobre un conflicto sin sentido.
val5

Twixt de Francis Ford Coppola (EEUU, 2011). Cuento gótico lleno de tópicos: pueblo raro, bosques siniestros, vampiros, niños,hasta sale Poe. Muy floja, ni miedo da
val3

La piscina de Carlos Machado Quintela (Cuba, 2011). Una de esas pelis en las que te entra complejo de segurata: cámara fija y, a veces, pasan cosas, pero no muchas.
val3

The birth of the living dead de Rob Kuhns (EEUU, 2012). Docu sobre LA peli de zombies. Interesantes los entresijos de una obra maestra y su influencia posterior.
val6

Gravity de Alfonso Cuarón (EEUU, 2013). Una maravilla técnica, un thriller eficaz y la sensación de haber estado ahí arriba, paseando por el espacio un rato.
val8

Los hombres que miraban fijamente a las cabras de Grant Heslov (EEUU, 2009). Cómo hacer de un par de chistes normalitos, un magnífico tráiler y una peli vulgar.
val4

Aliento de Kim Kiduk (Corea del Sur, 2007). No sé qué coño tiene este tipo. Es capaz de hipnotizarme hasta con historias tan extrañas y difíciles como esta.
val6

Green Fish de Lee Chang-dong (Corea del Sur, 1997). Historia fallida que intenta mezclar demasiados géneros y al final se queda en nada, ni inquieta, ni emociona, ni engancha.
val5

La extraña aventura del ingeniero Lebel de Victor Sjöström (Suecia, 1916). Parcialmente perdida, confusa en su desarrollo, cuenta 1 historia poco creíble, aunque original.
Puedes verla en Dödskyssen – Der Todeskuss.
val5

A propósito de Llewyn Davis de Joel & Ethan Coen (EEUU, 2013). Peli sobre un carismático cantante, retrato triste, acertado e irregular de un perdedor orgulloso de serlo.
val6

La raíz de todos los males de Russell Barnes (Reino Unido, 2006), imprescindible para seguir cultivando el ateísmo, la religión fuente de conflictos y personas menos libres.
val7