Los sucesos improbables sólo necesitan tiempo para que sucedan.

Dos buenos ejemplos han ocurrido recientemente:

· Dos satélites chocan en el espacio (puedes ver la recreación en barnabu, [EN]
· Dos submarinos nucleares chocan en medio del Atlántico. Fuente: Público.