Para los que no lo saben, desde hace decenios, el norte de la provincia de Lugo ha sido invadida por millones de eucaliptos que han transformado (y destrozado) absolutamente el paisaje. A principios de los años 90, se detectó, para alegría de muchos, que una plaga estaba afectando masivamente a estos árboles. Se trataba de un goníptero del género Phorocantha. A principios del año 2000, se introdujo, a modo experimental, una avispa de origen australiano (Anaphens nitens) cuyas larvas parasitan dicho insecto. Acabando la década los canguros invaden la provincia.
En menos de dos semanas han muerto atropellados dos de estos simpáticos animales en la provincia. La colonización parece bien planificada e inevitable. Bienvenidos a Lugo, Australia.

Leído en La Voz de Galicia.