Pregunta a la Semana Santa

Es de suponer que o bien el método empleado no era lo suficientemente bueno o simplemente el paso del tiempo fue desgastando las palabras. Aún así, creo que todavía se puede reconocer el texto de esta pintada en una pared de una céntrica calle de Zamora:

¿Habré muerto sólo para salvar el turismo?