Es probable que nos lo hayamos preguntado alguna vez. Cuando miramos el horizonte, ¿cuál es la distancia a la que se encuentra esa delgada línea que separa cielo y tierra?.

La respuesta no es ni mucho menos trivial, depende de muchos factores y hay que hacer alguna suposición, aunque un cálculo aproximado no resultaría demasiado complejo. Podemos ver una estupenda aproximación al problema en el blog de CPI, aunque si queremos tener en cuenta ciertos aspectos que afectan a la atmósfera podemos mirar este otro enlace[En].

A grandes rasgos, podemos realizar un cálculo sencillo con unas nociones básicas de trigonometría. Eso sí, suponiendo que la atmósfera no influye y que el suelo sobre el que nos encontramos es una esfera perfecta (y no un geoide).

Una vez entendido el problema y el modo de aproximarse a la solución (o no), podemos utilizar este sencillo applet para comprobar las distancias al horizonte que más nos interesen en la Tierra o en cualquier otro planeta. Las distancias las hemos de dar en metros y aunque la precisión podría ser mayor (sería recomendable un tipo numérico de 64 bits en lugar de los 32 empleados), los resultados obtenidos pueden considerarse como unas aproximaciones lo suficientemente buenas.