No todo lo antiguo y terminado en –saurio es un dinosaurio. Aunque la confusión es frecuente, no son dinosaurios los Ictiosaurios, los Plesiosaurios o los Mosasaurios entre otros. Y es que, a excepción de algunas aves, todavía no se ha encontrado a día de hoy un dinosaurio acuático, entendiendo como tal, aquel que está adaptado a la vida en el agua y presenta una serie de adaptaciones morfológicas tales como aletas, cuerpo fusiforme, etc…

La prestigiosa revista científica Geology publica recientemente los resultados de una investigación llevada a cabo por científicos españoles y franceses que abre las puertas a nuevas vías de investigación. Según este estudio se ha descubierto en el municipio riojano de Enciso una serie de rastros fosilizados dejados por un dinosaurio nadador hace 125 millones de años (inicio del Cretácico). Este hallazgo supondría el primer registro largo y continuo de natación llevada a cabo por un dinosaurio terópodo no aviar.

El rastro dejado en el sedimento a 3 m. de profundidad consiste en un grupo de 6 pares asimétricos de arañazos de 50×15 cm. en intervalos de 2.5 m. a lo largo de 14 m. No ha quedado registro de las patas delanteras, que se supone utilizaba para dar impulso mientras flotaba sobre el agua.

Esta es la prueba más firme descubierta hasta la fecha de que algunos dinosaurios podían nadar aunque seguimos sin evidencias de dinosaurios acuáticos.