La primera entrada

Hace unos meses, comentaba que uno de los multicines de la ciudad había cerrado (ver La última entrada), dejándonos un poco más huérfanos, en el ya de por sí, pobre mundo de la cultura. Durante estos meses se ha notado un evidente descenso en las ofertas cinematográficas, invadidas, como casi siempre, por productos y subproductos de origen estadounidense. Entre las pérdidas más importantes estuvo, por ejemplo, la esperadísima Tierra y la cita anual con Woodie Allen. Una cita a la que, por cierto, no había faltado desde hacía casi 13 años.
Por suerte, esta semana otros empresarios han reabierto los cines (Multicines Centro). En el interior no ha habido apenas cambios, pero por lo menos, los lucenses hemos tenido la oportunidad de volver ha recuperar una oferta cinematográfica que había flaqueado los últimos meses.
Para empezar, he ido a ver Juno, ojalá que esta nueva aventura llegue a buen puerto.