cinexin En esta primera entrega, un puñado de películas que vi en el cine el mes pasado:
· Lourdes.
· En tierra hostil.
· Soul kitchen.

Recuerda que estas reseñas pueden revelar parte de la trama.

· Lourdes de Jessica Hausner (Austria, 2009).
En apariencia, Lourdes es una película que intenta observar, desde la distancia, las experiencias de una joven tetrapléjica en el complejo religioso-turístico-comercial en el que se ha convertido el lugar sagrado. Podemos observar, casi a modo documental, cómo transcurre su vida desde la mañana hasta la noche. Pero en realidad, la película es una vivisección fría, analítica, calculada del fervor religioso y de todo lo que rodea al sacro espectáculo que es una visita a Lourdes. Con un aspecto cuidado, poco a poco y de manera muy sutil nos vamos adentrando en el misterioso mundo de los milagros, milagros que, en ocasiones, sólo duran unos días. Un submundo en el que el aspecto comercial del fervor religioso se explota de todas las maneras posibles. En definitiva, es una película antirreligiosa, que no ataca de forma directa, pero que los dardos a la línea de flotación provocan el final hundimiento de la nave.
Destacan en la película, la fotografía y la narración de los acontecimientos, de una forma muy fría y deshumanizada (¿cómo viven estos centroeuropeos que escarban en las miserias humanas de esta manera?), pero que le dan cierto aire de originalidad. También destacable el trabajo de la protagonista Sylvie Testud, magnífica en su interpretación.
Para vivisectores sociales. Perecederos milagros.
Lo mejor: la crítica indirecta; Sylvie Testud.
Lo peor: aunque está hecho a propósito, es muy fría.
La escena: la fiesta de despedida del santuario, la fiesta más patética que he visto en tiempo.

Interesante


· En tierra hostil de Kathryn Bigelow (EEUU, 2008), recomendada en Cinefilia febrero/2010.
La gran triunfadora del año, en cuanto a premios se refiere, es para mi, uno de los fiascos del año.
Película ambientada en Irak, un Irak de ¿post-guerra?, donde el ejército de ocupación, trata de devolver la calma y la rutina diaria a la población civil. La película trata de la vida diaria de un grupo de artificieros sometidos a un cúmulo de peligros y situaciones tan arriesgadas que harían temblar al mismísimo Chuck Norris.
La película tiene un comienzo brutal, que promete diversión a raudales, pero ahí se queda la cosa. El resto de la cinta es repetitiva hasta la saciedad, con un buen puñado de tópicos yankis y testosterónicos, una trama plana, unos actores más planos aún y un metraje excesivo. No hay nada que me haya enganchado, ni siquiera el protagonista, que, lo digo de verdad, estaba deseando que se equivocara de cables y volara por los aires de una maldita vez.
Independientemente de sus aspectos técnicos, tampoco me gustó su mensaje. Es cierto que no es, ni aspira a serlo, una película política, pero dado el ambiente en donde se desenvuelve la acción, está claro que está sujeta a una cierta mirada crítica en este aspecto. Como siempre ha ocurrido, la historia la escriben los vencedores, y este podría ser un buen ejemplo de cómo contar la historia desde un único (y tergiversado) punto de vista.
Para apolíticos modernos. ¿Hazañas bélicas?
Lo mejor: una buena fotografía; la tensión que genera en algunos (pocos) momentos.
Lo peor: la falta de veracidad en la propuesta; el resto.
La escena: la escena inicial, con una tensión muy lograda y rodada con maestría.

Floja


· Soul kitchen de Fatih Akin (Alemania, 2009), recomendada en Cinefilia marzo/2010.
Historia convencional protagonizada por un joven griego que tiene un bar y que por circunstancias de la vida, acaba convirtiéndose en un lugar de moda.
Comedia con muy pocas pretensiones, excepto pasar un rato agradable, que se deja ver a pesar de ser muy, muy previsible.
Para degustadores de otras culturas. Entrañable cocina.
Lo mejor: esa sensación entrañable que transmite; la buena y variada selección musical; el conjunto.
Lo peor: no aporta nada nuevo al cine; demasiado previsible.
La escena: las escenas nocturnas por Hamburgo.

Interesante