En una reciente entrevista al director de cine Bigas Luna (Las edades de Lulú; Jamón, jamón; Huevos de oro…) se declaraba enamorado de las nuevas tecnologías y de su huerta ecológica. Lo innovador y lo tradicional unido en una misma persona… Como comprenderéis, me sentí íntimamente identificado con su postura.
Uno de los proyectos que está desarrollando Bigas es un homenaje a la huerta, en el que pretende instalar en la Plaza del Parlamento de Logroño una huerta ecológica.
Además tiene un taller de cine digital dedicado a la investigación de la narración audiovisual. Comentaba en la entrevista, que además de enseñar nuevas tecnologías y narrativa, todas las semanas obligaba a sus alumnos a que no perdiesen el contacto con la tierra, y para ello los llevaba a trabajar a su huerta [CAT sub].
Otra recomendación que les hacía es que por lo menos tuvieran una piedra cerca del ordenador.
Siguiendo con esa sintonía, casi mágica, con el director de cine, yo también tengo una piedra cerca de mi ordenador, para recordarme la importancia de la tierra, no todo van a ser bytes y mundos virtuales.

piedra y ordenador

La piedra ampliada.

piedra