Antes ocurría a menudo que, de un montón de bocetos, escogía aquel que me parecía más apropiado para la técnica que en ese momento gozaba de mi predilección. Hoy escojo, de entre las técnicas que he aprendido, aquella que me parece la más apropiada para representar el tema que en ese momento absorbe mi fantasía.

M. C. Escher.
Estampas y dibujos. (Ed. Taschen)