Iamato-Escher

Maurits Cornelis Escher (M.C. Escher) es sin duda uno de los artistas gráficos más sorprendentes y reconocibles del S.XX. Sus espacios imposibles, sus asombrosas teselaciones y sus novedosos métodos de representación forman, en muchos casos, parte ya de la cultura popular. Su obra es extensa y muchas de sus creaciones necesitarían páginas y páginas para ser mínimamente comentadas.

No es la primera vez que su nombre aparece por aquí y sin duda no será la última. En esta ocasión, el motivo de su mención se debe, ni más ni menos que a una similitud con una de sus obras, aunque posiblemente no se trate de una de sus obras más conocidas. LLeva por título Gotas de rocío (media tinta, 1948, 18 x 24,5 cm.)

En esta obra podemos ver cómo sobre una hoja descansa una gota de rocío sobre la cual se refleja una ventana. La gota, al mismo tiempo, hace las veces de lente, permitiéndonos ver aumentadas las nervaduras de la hoja. Partículas de aire de color blanco permanecen atrapadas entre la gota y la hoja. Podemos verla en la mitad superior de la imagen.

En este post, Iamato nos regala una de sus poéticas impresiones del mundo ilustrada con la fotografía que podemos ver en la parte inferior de la imagen.

Creo que la similitud es más que evidente…