Tag : realidad

Written on sep, 25, 2008 by in | 3 Comments.

En estos tiempos de crisis en los que el capitalismo está en entredicho por los propios capitalistas, os traigo una pequeña reflexión sobre Capitalismo y Ciencia. Este breve texto no es sólo idea mía, surgió del debate con otros compañeros de trabajo.

La idea de que la Ciencia es independiente, objetiva o apolítica es una quimera, ya que al estar desarrollada por seres humanos, arrastra las bondades y maldades de ellos. En general, pensamos que las causas que hacen avanzar la Ciencia pueden ser la necesidad de saber, de resolver dudas existenciales, o la de mejorar nuestra vida cotidiana. Es cierto. Quizás estos sean algunos de los motivos principales, sin embargo también existen otros factores que están implicados en este desarrollo. Uno de ellos es el propio capitalismo liberal. Alguien dijo una vez que el capitalismo es como ir en bici, si dejas de comprar/pedalear te caes. En este sentido la Ciencia también se ve afectada por este fenómeno. Hoy en día, es raro ver a gente trabajando con técnicas de hace 10 ó 15 años, y no es por que hayan quedado desfasadas, en muchas ocasiones el cambio de técnica supone un cambio de equipo, de reactivos, de software para analizar esos nuevos datos. Las propias casas comerciales son las que impulsan, casi obligan, a que te incorpores a estas novedades. Viven de ello. También es destacable que las revistas científicas de alto nivel, dan prioridad a trabajos que usan esas novedosas y costosas técnicas. Con este escenario se abre una carrera sin fin: si quiero conseguir financiación para un estudio, debo publicar en las mejores revistas, que me obligan a estar a la moda de las nuevas técnicas, con lo que necesito más financiación… Finalmente el investigador se ve envuelto y enredado en una carrera sin freno, más preocupado por estar a la moda que por la ciencia en sí misma.

Continue Reading...
Written on sep, 22, 2008 by in | Leave a comment

El Gobierno español considera que el nuevo vídeo de Amnistía Internacional no es de interés social y por lo tanto no podrá emitirse gratuitamente en las televisiones de ámbito estatal y en la mayoría de las autonómicas. Como socio de Amnistía considero que ese vídeo sí es de interés social, así que desde este humilde blog emitimos el vídeo para que lo veas, si quieres.

El video está colgado en Youtube en el canal de Amnistía España

Se hacen eco de esta noticia otros blogs que leo habitualmente:
· El vídeo de Amnistía Internacional que el Ministerio de Industria no aprobó en Pasa la vida.
· Amnistía Internacional topa con un socialista de diseño en Im-Pulso.

Continue Reading...
Written on sep, 10, 2008 by in | 1 Comment.

Como lo prometido es deuda, después de hablar de las revoluciones digitales que afectan al campo del ocio o de la cultura popular, hoy toca hablar de la una de las más recientes revoluciones, que no la última, la que afectará al mundo del libro.

Los principales argumentos que esgrimimos los que amamos los libros, tienen que ver más con las emociones y las sensaciones, que con el propio acto de leer. Así nos agrada sobremanera la hermosura de un libro de papel, el placer de ojear un libro recién comprado, el suave sonido de pasar sus páginas, el olor de uno recién comprado, el placer de bucear por los estantes de una librería, su peso…en fin, una serie de características idealizadas, que colman las percepciones de todos los órganos sensoriales, no sólo el de la vista, y que acompañan al buen lector, mejorando el hecho de leer en sí mismo.

De este modo la comparación de leer un libro en papel y uno electrónico está basada más en elementos accesorios, propios de esta y de generaciones pasadas. Es muy probable, que los futuros nuevos lectores, esos que ahora mismo están reconociendo las primeras letras o empezando a leer, no encuentren placentero algunos de esos elementos. Se acostumbrarán desde pequeños a leer en pantallas de ordenador, en pequeñas consolas multifunción, en libros electrónicos y en una sola generación cambiarán las apetencias por una mayor versatilidad. Entre las ventajas del nuevo formato podría señalar la de viajar con una biblioteca virtual de tal volumen que nunca serás capaz de leer aunque tuvieses 20 vidas; seleccionar textos (utilísimo para esa sección de fragmentos y citas que tanto cuesta alimentar); búsqueda de palabras clave en un texto de forma inmediata; la posibilidad de llevar ancladas al propio texto, tus propias notas y poder hacer con ellas lo que quieras; mandar a través de Internet cualquier texto de forma inmediata…

Hasta hace bien poco la revolución del libro estaba un poco parada, pues los dispositivos de lectura digital no estaban aún perfeccionados, pero como siempre, sólo hay que darle tiempo al tiempo para que, de un plumazo aparezca el dispositivo perfecto que dé el primer paso de esta nueva revolución. Sin duda, lo veremos y todos juntos podemos gritar el libro ha muerto, VIVA el libro.

Esta entrada está relacionada con Revoluciones digitales.

Continue Reading...
Written on may, 07, 2008 by in | Leave a comment

Como cada año, Mahamadou Mbuto regresó a su tribu, que como cada año estaba esperando que su hechicero volviese con nuevas visiones y relatos legendarios. La gente de la tribu no sabía cómo conseguía Mahamadou tener esas maravillosas visiones, lo único que sabían era que, Mahamadou se internaba en el desierto sin fin, con apenas unos pellejos de agua, algo de carne de gacela seca y sus raíces de iboga. Al cabo de 6 meses exactos, el pueblo mataba alguno de sus corderos, invitaba a músicos de los alrededores y esperaba pacientemente a que Mahamadou regresara de nuevo. Y Mbuto nunca defraudaba a su tribu y regresaba fielmente a su cita.

En la noche de llegada Mahamadou solía reunir a todo el pueblo y contar una de sus historias. En esta ocasión la historia fue la siguiente:

Cuentan los ancianos que más allá del desierto sin fin se encuentra el lago de la muerte. Un lago salado enorme que muy pocos hombres han llegado a cruzar en sus barcas y ninguno ha vuelto para contar las maravillas que se encuentran a la otra orilla. Pero esta noche, esos secretos os serán revelados. Mahamadou, el que viaja más allá, os contará cómo es el país de los espíritus. Más allá del lago salado habitan unas tribus compuestas por hombres y mujeres blancos, de pelos lisos, de aspecto débil, pero que gracias a su sabiduría han logrado crear cosas que no imagináis.

La tribu se encontraba expectante, sabían de la destreza de Mahamadou para contar historias y la de hoy, seguramente pasaría de boca en boca durante años.

Esas tribus de gente blanca viven en chozas, de materiales tan resistentes que un hombre no es capaz de atravesarla con su flecha y que aguantaría sin problemas la embestida del elefante. Son chozas grandes, incluso más grandes que las lovoas del bosque.

La gente gritó de excitación, eran incapaces de imaginar una construcción más grande que las lovoas, pero Mahamadou los estaba transportando a esos lejanos parajes que existían únicamente en su cabeza.

En el interior de las chozas tienen toda clase de artilugios asombrosos. No tienen que andar un paseo de cebra para traer agua, sólo con girar un palo mágico, el agua brota de la nada. Agua fresca y pura del mejor manantial. La comida surge de la nada, abren sus pellejos y siempre están repletos de comida, nunca arriesgan la vida para cazar, tal es la magia que emplean. Las gentes se comunican entre chozas gracias a piedras mágicas que llevan los sonidos de un lugar a otro. Han domesticado a animales desconocidos aquí. Unos son pequeños y los usan como medio de transporte para la familia, otros son enormes y viajan familias enteras. Incluso he visto pájaros gigantes domesticados…

La tribu estaba maravillada, era el mejor relato que habían escuchado nunca. Unos pensaban que este año la cosecha de iboga era especialmente potente, otros achacaban el éxito exclusivamente al hechicero, sin duda, el mejor de las últimas generaciones. El relato continuó el resto de la noche y el amanecer puso, al fin, término a la historia de la tribu más allá del lago salado.

Al día siguiente Mahamadou hizo la rutinaria visita choza por choza para alejar los malos espíritus que siempre acechaban, esperando cualquier oportunidad para castigar a los hombres. Como buen hechicero, siempre llevaba los remedios en su bolsa de cuero, piedras blancas para las fiebres, líquido rojo de las raíces de plantas para la tos, polvos extraídos de las hojas para la quemazón. La tribu sabía que contaba con uno de los mejores curanderos que habían tenido jamás.

Pasaron los seis meses y Mbuto se preparó para otro viaje a través del desierto para lograr conocimientos al alcance de muy pocos. El último día, como de costumbre, era el momento de la adivinación y las visiones de Mahamadou no eran, este año, halagüeñas e intentó preparar a la tribu para tiempos difíciles, para tiempos de cambios.

Cogió sus pellejos de agua, su carne de gacela, las raíces de iboga y emprendió el viaje. La tribu al completo lo acompañó con gritos y cánticos hasta los confines de los territorios seguros. Mahamadou se giró y dio el primer paso de una larga travesía, mientras los cánticos se perdían en la lejanía, el rostro de Mahamadou estaba empapado por amargas lágrimas, las últimas lágrimas que derramaría en tierras africanas.

-Manolo, joder, atiende a lo que haces. Esa pared está torcida, es que no lo ves.
-Sí señor, es que me da miedo la altura, respondió Mahamadou.
-Me da igual, pon bien esos ladrillos y déjate de hostias que no estás en África de vacaciones.

Mahamadou, Manolo para sus jefes, se desplomó esa misma tarde del Edificio Atalaya. Cayó de la altura de 2 alovas y ni su magia ni su espíritu de hechicero lograron salvar su vida.

Seis meses después, una tribu africana se prepara para celebrar la fiesta de bienvenida al mejor hechicero que tuvieron jamás…

Continue Reading...
Written on abr, 28, 2008 by in , | 1 Comment.

Estoy preparada para que me ahorquen, pero no deberían lapidarme. Podrían estrangularte y mueres, pero es muy duro recibir los golpes de las piedras en la cabeza

Khayrieh, condenada a muerte en Irán por el terrible delito de adulterio.

Continue Reading...