Tag : rotacion

Written on sep, 19, 2013 by in | 16 Comments.

Hace un par de meses comentaba, en Planificando una huerta familiar, de qué manera preparaba las plantaciones en el huerto familiar, sobre todo para llevar una buena rotación de cultivos y una control de qué se planta, cuándo, etc. Desde hacía mucho tiempo llevaba todo esto en una hoja de cálculo en la que tenía una lista de especies que suelo plantar, un código de colores para organizar por familias y un esquema para ver de forma rápida que había plantado en un bancal los últimos años.
Hace unos meses y de casualidad, encontré una herramienta informática que suple con creces mis hojas de cálculo, con un aspecto visual sobrio, pero tremendamente efectivo, la aplicación Kitchen Garden Aid es todo un descubrimiento. El proyecto de Christian Nilsson y Tiberius Duluman es una aplicación Java, de código abierto y traducida a varios idiomas gracias a la colaboración de los usuarios. Por ejemplo, yo me he encargado de la versión en gallego, incluida en las últimas actualizaciones.
La aplicación es de uso sencillo, aunque si la huerta familiar tiene muchos bancales, como es mi caso, hay que dedicar algo de tiempo para diseñarlos por primera vez, pero una vez hecho, el diseño se autogenera para los años sucesivos.
La finalidad del programa es por un lado ayudar a las rotaciones, señalando en rojo las rotaciones malas y en verde las buenas; y, por otro, una ayuda para hacer correctamente la asociación de cultivos, señalando en verde las asociaciones beneficiosas y en rojo aquellas asociaciones de cultivo que son contraproducentes. La sencillez de la aplicación es de gran ayuda para planificar rápidamente nuestra huerta, ahorrándonos el tiempo de tener que hacerlas a mano.
El programa está dividida en dos secciones. En la columna de la izquierda aparecen las especies disponibles, y en la zona central el diseño de la huerta familiar con los bancales y las especies plantadas en un año determinado.

kitchengarden

La descarga gratuita de la aplicación puedes hacerla desde la página oficial de Sourceforge: Kitchen garden aid.

Continue Reading...
Written on may, 09, 2013 by in | 1 Comment.

Cuando uno se inicia en el cultivo de su propia huerta es fundamental tener cierto orden y cierto control sobre las cosas que está haciendo. Esto es importante porque la experiencia, la de los otros y la propia que vamos adquiriendo con los años, necesita tener ciertas referencias para saber si lo que se ha plantado ha resultado bien o mal, si haciendo de esta o de aquella manera, es mejor o peor. Por ese motivo, creo muy importante tener un Diario de la huerta donde iremos anotando todo aquello que nos parezca importante.

Una sección imprescindible dentro de este diario es anotar qué plantamos y dónde los plantamos. En un huerto pequeño, con unos pocos bancales, estas anotaciones podrían parecer innecesarias, pues pensamos que tenemos una buena memoria para acordarnos dónde hemos plantado las patatas este año y dónde las zanahorias, pero la cosa se complica si llevamos una buena rotación de cultivos. Porque, quién se puede acordar, por ejemplo, dónde sembró los ajos los últimos cuatro años. Sinceramente, es casi imposible. La cuestión, además, se acabará complicando, pues normalmente, el tamaño de la huerta tiende a aumentar con el paso de los años y con ella, evidentemente, el número de bancales en los que hay que recordar qué se ha plantado y cuándo. Como ejemplo, mi huerta creció desde los 10 bancales iniciales (unos 100 metros cuadrados de huerta) hasta los 15 actuales, más un invernadero. A todo esto hay que añadir, que con el paso de los años, también van a aumentar el número de especies y variedades que plantemos. Es algo inherente al agricultor aficionado. Como podemos observar, la ecuación se complica con el paso de los años.

Así que es importante llevar una buena anotación, que sea sencilla de actualizar y que, de un simple vistazo, podamos visualizar que hemos plantado en un mismo bancal los últimos años.

Lo primero es hacer un croquis de los bancales de la huerta. Hacer un diseño a escala aproximada, etiquetando a cada bancal con un nombre. Aunque parezca mentira, yo no me he complicado mucho la vida y he usado una hoja de cálculo, tipo Excel, para hacer este croquis. Las principales razones fueron las cuadrículas que permiten dibujar a escala los bancales, que es fácil de dibujar en ella y que me permite tener cada bancal en una hoja de cálculo independiente.

familias

El segundo punto a tener en cuenta, es hacer una lista, que se va a modificar con el tiempo, de las especies y variedades que cultivamos en nuestro huerto familiar.
Además, deberemos tener en cuenta las familias a las que pertenece cada especie. Esto es muy importante, porque en las rotaciones, no sólo hay que tener en cuenta que no podemos repetir las mismas especies en los mismos sitios, sino que además, no podremos repetir las mismas familias en las mismas zonas del bancal.
Una opción para facilitar este esquema, es asignar a una misma familia un color, de modo que todas las especies de esa familia puedan ser rápidamente identificadas y de un vistazo rápido podremos ver en el esquema si se repiten las familias en el mismo bancal.

El tercer punto, es obvio, pero fundamental para que el método funcione. El esquema tiene que estar perfectamente actualizado, porque de otro modo deja de ser útil. Así que es imprescindible, ser ordenado y constante.

Con todo esto en mente, cuando, al llegar la primavera, empecemos a planificar la huerta, podemos hacerlo de un modo rápido y sencillo basándonos en la información que tenemos de cada bancal en los últimos años. Para acabar, os dejo un ejemplo de cómo quedaría este esquema a lo largo de los años.

Planificación_huerta

Continue Reading...
Written on jun, 28, 2007 by in | 7 Comments.

Carver
Nació en 1864 en Missouri, fue esclavo hasta la promulgación de la Enmienda Trece en 1865. A los pocos meses de nacer fue raptado por un grupo de confederados junto con su madre, que fue vendida y embarcada antes de que su dueño, Moses Carver, pudiera evitarlo. A él lo rescató a cambio de un caballo.

Ya desde pequeño dio muestras de gran inteligencia y capacidad de observación ganándose el sobrenombe de “Doctor de plantas” por la habilidad con la que trataba a éstas. Sin embargo, su educación se vio enormemente dificultada debido a la escasez de escuelas que aceptaran estudiantes negros. Su tesón le permitió terminar con excelentes notas sus estudios secundarios y con 25 años fue aceptado en el Simpson College (Iowa). Su excelente expediente académico le abrió las puertas de la Universidad Agrícola del estado de Iowa y posteriormente accedió al cargo de director del departamento de investigaciones agrícolas de Tuskegee (Alabama).

Durante generaciones, el algodón y el tabaco fueron los únicos cultivos en las tierras del Sur de los E.E.U.U. y esto provocó un severo empobrecimiento del suelo, con los consiguientes perjuicios para los agricultores de la zona. Carver inició entonces, casi en solitario, una infatigable campaña de educación entre los agricultores sureños. Proponía, entre otras cosas, rotaciones de cultivos, en especial cacahuete y boniato, promovió el uso de la soja, importada de China, que se daba bien en terrenos pobres y reponía el escaso Nitrógeno y les enseñó a regenerar el empobrecido suelo con turba de un pantano cercano y compost que ellos mismos podían elaborar en sus casas.

Pronto sus métodos dieron fruto y las cosechas comenzaron a aumentar hasta el punto de que los excedentes comenzaron a ser un problema. Carver regresó entonces a su laboratorio y de nuevo logró resultados asombrosos. A base de fragmentar en componentes esenciales tales como aminoácidos, aceites y almidones y luego recombinarlos de distintos modos, Carver obtuvo alrederon de 300 productos sintéticos del cacahuete (mantequilla de cacahuete, queso, colorante, jabón…) y alrededor de 118 del boniato (melazas, pastas, gomas…). Demostró que un cultivo agrícola no es tan sólo alimento, sino que con el tratamiento adecuado podía convertirse en materia prima para un sinfín de productos, desde tinta o crema de afeitar hasta polvos de talco o limpiador de metales.

Carver recibió a lo largo de su vida numerosos e importantes reconocimientos científicos, entre ellos en 1939 la Medalla Roosevelt con la descripción: “A un científico que busca humildemente la guía de Dios, y liberador de los hombres de raza blanca y también negra”.

Continue Reading...