La ficción, imita a la realidad. Esto es así. Ningún guionista podría inventar lo que está pasando en el país. Así que este es otro ejemplo de ficción real, o realidad ficcionada o yo que sé.
El de la izquerda es Aníbal, el malo malísimo de la mejor serie de la TVG de tódos los tiempos, Matalobos. Como buen malo, malísimo el tipo era narcotraficante, blanqueador de dinero, vendedor de armas, etc, etc etc.
El de la derecha, es Feijóo.

anibalvsFeijoo